metáfora (2)

9/12/10

Cuando cerraste la puerta, el ruido enmudeció mis latidos y sentí mucha culpa.
Se violentó mi respiración, empecé a convertirme en otro. Y ahora miro hacia atrás del camino para no repetir los pasos fallidos.
Y sí, lloré como no tienes idea, y más cuando no debía.
Pero ya no me siento mal. Sé que existen muchas otras personas.
Si no disfruté estar contigo, es porque me equivoqué de persona.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este Blog

Un sentimental es un hombre que ve un absurdo valor en todo, y no conoce el precio fijo de nada.

Oscar Wilde
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP