Canciones que terminaron siendo canciones

6/12/10

Ser Príncipe (Instrumental 2007, Letra 2008, Grabación 2010)



Aún en mis oídos,
está el ruido de cuando cerraste la puerta.
Y en mi nariz se mantiene el olor de tu ausencia,
esencia que perturba a mis sentimientos en huelga.
Que me enreda en los enredos que enredan a mi cabeza...

Nuestro cuento no empieza, cuando ya se termina,
pasé a ser de relleno después de ser protagonista.
Ya no le veo sentido, al pasar de los días,
y es por eso que dejo esta carta de despedida.

Ya ni recuerdo como poder estar contento,
y me la paso hablando solo porque sólo yo me entiendo.
Oculté sentimientos por el miedo a ser juzgado,
pero tanto ya pasó, que no sé como encontrarlos.

Si ahora todo lo que hago, lo asocio con el fracaso.
Doy tantos malos pasos que ya ni sé por donde ando.
Y como todo lo que hice no te hizo volver,
supe que amar es luchar y luchar no siempre es vencer.

Por eso soy el lobo al que las nubes le cubren la luna,
de todos mis miedos voy buscando la vacuna.
Haciendo en esta obra, el papel de un payaso,
que ofrece su sonrisa por la de otros tantos. (x2)

Y quién diría que con lágrimas se pueden formar lagunas,
me consta que la despedida, siempre es inoportuna.
Como luna sin planeta y como oasis sin desierto,
fuera de sitio está el loco de este pueblo.

Por eso darlo todo es el peor error de todos,
porque cuando te lo quitan no te lo devuelven.
Y es que esto te interesa tan poco,
que eres demasiado ignorante para comprenderme.

Mis días son tan iguales que no sé cual es cual,
Quizá soy de esas personas a las que no se debe tratar.
Y de tantas cosas que te di qué pudiste romper,
elegiste mi corazón sin pensarlo ni una vez.

Pero prometo quedarme ahora a cientos de metros,
y que lo que llegue a sentir se mantenga en secreto.
Ya sé que la tristeza es aprender a comprender,
que la soledad es consecuencia y amor el porque.

Por eso soy el lobo al que las nubes le cubren la luna,
de todos mis miedos voy buscando la vacuna.
Haciendo en esta obra, el papel de un payaso,
que ofrece su sonrisa por la de otros tantos.

Por eso soy el lobo al que las nubes le cubren la luna,
de todos mis miedos voy buscando la vacuna.
De ninguna fantasía, hoy soy partícipe,
condenado a ser sapo... quiero volver a ser príncipe.

Lejos (Instrumental 2009, Letra 2009/2010, Grabación 2010)



Quisiera que se fijase en mis defectos... que son los que me sobran.
Besarnos las sombras, perdernos en una alfombra.
E inventar promesas que no se rompan.

Ser bueno hoy día es ser un tonto,
quién diría que terminaríamos como los polos...
A un mundo de distancia.
Con la alegría a medias, y en la papelera la esperanza.

¿Qué haremos con tanto hielo?
Somos prueba viviente de qué existe el invierno.
Y pensar que todo esto, pasa-
porque una vez nos dimos un beso.

Quería hacer las pases, tú las maletas.
Si nos llevamos la contraria, subirá la marea.
¿Y a quién le debo creer ahora?
¿A quién le toca ahora decepcionarme?

Si esperarte es dejar que la vida pase,
verte tan especial como mirar estrellas fugaces.
Pero es más que seguro,
que ya no respiramos... el mismo aire.

En nuestro cielo no hace más que llover,
se mojan los dioses que quisimos ser.
Ya ves que se acabo la fiesta de disfraces,
por lo tanto... ya no podrás ilusionarme.

Sólo quiero tararear canciones como si no me sintiese mal,
y dejar de llorar... porque vuelves.
Y sonreír, para por fin... estrenar mis dientes.

Si creía tanto en ti que no pensé que mentirías,
confiaba tanto en ti que no pensé que fallarías.
Los días se alargan, la vida se acorte.
El tiempo cura, pero me duele ahora.

Si todo fue tan rápido que no parece que pasó,
soy la persona a la que le importabas más que Dios.
Pero ya no, el corazón lo tengo en dos pedazos,
y uno de ellos en tu zapato.

Pensaba que estabas demasiado cerca de mí, como para irte.
Pero sé que algún día, aprenderás a arrepentirte.
Yo lo hice al segundo después de irme.
Se te hizo más rápido olvidarme, que tomar la salida.
Ya sé que no existirán más besos para mis mejillas,
y qué donde muere lo bello, nace la poesía.
Pensaba que estabas demasiado cerca de mí, como para irte.
Pero sé que algún día, aprenderás a arrepentirte.
Yo lo hice al segundo después de irme.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sobre este Blog

Un sentimental es un hombre que ve un absurdo valor en todo, y no conoce el precio fijo de nada.

Oscar Wilde
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP