De lenguas y matrimonios

26/2/10

Siempre me comprometo con chicas hermosas, y al final me voy de luna de miel a solas. Mejor, dirían mis amigos, te sale más barato, añadirían. Aunque, para ser claros, yo desde pequeño decía que nunca me casaría.

Recuerdo cuando se lo dije a mi mamá y ella me reclamó. En eso le dije que uno siempre tiene que estar enamorado, por eso no debería casarse; al estilo Oscar Wilde, pues. Y bueno, sigo pensando igual.

En el matrimonio uno se siente obligado a seguir amando a su pareja. En cambio, cuando se anda uno de novio, se ama todo lo que se puede sin pensar hasta cuando vas a seguir haciéndolo, y si lo piensas, pues, dices "para siempre", en cambio, cuando estas casado, tienes fijado lo de "hasta que la muerte nos separe". Y vaya que hay un cambio drástico allí.

Dramatizando a Lope de Vega, saco este aforismo:

"No quiso la lengua castellana que de casado a cazado hubiese que tener una buena dicción para saber la diferencia."

3 comentarios:

lex 26 de febrero de 2010, 0:58  

TOTALMENTE DE ACUERDO QQUE HAY UNA GRAN DIFERENCIA ENTRE AMARCE CUANDO UNO ES NOVIO Y VIVIR CASADOS SALUDOS

Sam 26 de febrero de 2010, 12:18  

Esta entrada me recuerda a una conversación que tuve con otra persona y descubrimos que pensamos igual al respecto.

Si amas a alguien no necesitas un papel que lo avale y el mejor regalo que le puedes dar es la libertad de irse cuando lo prefiera, confiando en que nunca lo hará.

Roj. I. 26 de febrero de 2010, 13:35  

@lex; @sam: No sabría que responderles, yo ya dejé bien claro lo que pienso, eh.

De papeles no sé nada.

Publicar un comentario

Sobre este Blog

Un sentimental es un hombre que ve un absurdo valor en todo, y no conoce el precio fijo de nada.

Oscar Wilde
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP