179

28/4/10

— ¿Que querías hablar conmigo?
—De porque tu me tratas así mal, con una indiferencia, ¿por qué, ah? Yo no te he hecho nada malo
—No te trato mal. ¿Mal en que sentido?
—Pues mal, con indiferencia, un poco grosero...
—Grosero no sé cuando, ser indiferente es no tener interés o afecto... eso no. Sólo jodo. Es quererte o molestarte, jaja, te trato como siempre, digo yo.
—Pues no, porque ahora estás normal, pero enfrente de los demás no. Estás doble cara, pues...
—Naaaaaaah, ¿Doble cara? ¿Yo?
—Si
—¿Recuerdas esto?(le mostré mi carta a ella)

Y entonces me quedo en la cama. Mirando el techo y a la almohada mientras voy dando vueltas. Pensando en que pensar... Dibujando ojos a las sombras y sin querer hacer la tarea de química. Pero nadie sabe. Y si lo supiera alguien, estaría diciendo que lo que hago es perder el tiempo; pero no.

Detrás de todo esto, no hago más que echarte de menos... No hago nada más ni quiero hacer nada más que pensar en ti. Supongo que por lógica, pierdo tiempo por ti, pero yo no lo veo como algo malo. Mientras más tiempo pierdo por ti, más importante me pareces.

Tal vez porque el tiempo es oro, y el mío te lo estoy regalando.

Espero que te guste.


Yo siento que me equivoqué, quizás sea eso, algo de rencor... pero no es nada importante. Sólo perder el tiempo.
— ¿Me tienes rabia?
—Rabia es muy exagerado, tal vez rencor, pero creo que no. Estoy delirando.
—¿Ah?
—Ah, sí, rencor, pero no es nada que no sé pase, menos el tiempo que perdí... ¡Pero eso no importa! No importa nada.
— ¿Y por qué yo no te he hecho nada?
— "Yo... creo que no"—le cité— Digo que sí, pero eso no importa, después se me pasa.
— ¿Pero yo que te hice?
— Nada, nada.
— Bueno, ok. Cuando se te pase hablamos...
— No entiendo como no lo entiendes. La verdad, no importa. Haz como sí pasa nada.
— Pues sí, creo que es porque... Bueno, por eso te digo que si quieres hablamos cuando se te pasee.
— Bueno, discúlpame entonces.
— Tranquilo pues...

Diez minutos después...

—Yo te quería y me hiciste perder el tiempo
—Ah... ¿Era eso?
—Es estúpido, ¿cierto?
—No
—Entonces, ¿Porque reaccionas así?
—Me voy...

---

Acaba de pasar justo ahora. Lo anotó acá antes de olvidarlo. Este es el final que se merece lo nuestro que nunca empezó.

En otras noticias, ya tengo una Musa que es mi novia. No como las anteriores, que eran musas nada más.

5 comentarios:

Sam 28 de abril de 2010, 17:23  

Me alegro por tu musa =)

Me encantan esos amores "prohibidos", son tan geniales

Roj. I. 28 de abril de 2010, 20:12  

@Sam: Alegrate por mí, que ella ya estaba bien sin mí, me salvo (:

lex 28 de abril de 2010, 22:49  

CHALE WEY JANETA NO ENTENDI JAJA PERO TA CHINGON LEERTE JAJA SALUDOS WEY

Peyote 29 de abril de 2010, 0:16  

Eh!!! Disfruta a tu musa.

Roj. I. 1 de mayo de 2010, 12:33  

@lex: Yo tampoco la entiendo!

@Peyote: Eso hago! (:

Publicar un comentario

Sobre este Blog

Un sentimental es un hombre que ve un absurdo valor en todo, y no conoce el precio fijo de nada.

Oscar Wilde
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP